RSS
people

La degradación ambiental y la extinción de especies animales

La relación entre la pérdida de especies diariamente debido a las acciones del ser humano no es novedad. El vínculo es directo, la degradación afecta la biota y aún así, como sociedad global, somos reacios a tomar las medidas del caso para revertir la situación.

enimales urbanos


¿Cuántas especies animales desaparecen cada día?

Esa es la “pregunta del millón” y es muy difícil responderla pero sí podemos hacer un estimado.

Primero, no sabemos cuántas expecies de flora y fauna existen y día a día nos enteramos que tal o cual especie fue descubierta … pero vaya a saber cuántas otras desaparecieron.

Según la página web – en inglés – de la organización ecologista WWF, “los científicos reconfirmaron la idea que en los bosques tropicales vive una biodiversidad riquísima. En un estudio de sólo 19 árboles en Panamá, 80% de 1.200 especies de escarabajos no eran conocidas para la ciencia”.

Entonces, si digamos hay 100.000.000 de diferentes especies en la Tierra y la tasa de extinción es de sólo 0,01% al año, al menos 10.000 especies se extinguen al día. Algo alarmante, ¿no crees?

El rol del ser humano en el problema.-

Somos directos responsables del problema. Leemos y miramos en los medios de comunicación cómo se arrasan miles de miles de hectáreas de bosques cada año. Destruimos una superficie casi equivalente a la superficie de República Dominicana, unos 47.278 kilómetros cuadrados.

El uso de pesticidas en la agricultura de manera inmensa está mermando con los insectos sin hacer distinción.

La ampliación de la frontera agrícola arrasa con miles de animales y plantas. Es tristemente conocido el caso de los orangutanes que son desplazados de sus hábitats naturales en Indonesia y Malasia cuando las selvas tropicales son reemplazadas por monocultivos de palma aceitera.

La matanza de delfines en Taiji, Japón por la carne; los testículos de tigres que son consumidos por la voracidad de los chinos que creen que es un potenciador sexual; los miles de rinocerontes y elefantes que se sacrifican para usar sus cornamentas como adornos y un largo etcétera.

Nuestros hábitos de consumo.-

Si modificamos nuestros hábitos de vida e incorporamos el componente de la preservación del medioambiente y logramos transformar “hábitos” en “estilo” de vida, colaboraríamos de manera impresionante a reducir el número de animales que mueren cada momento.

Si reducimos la huella ecológica (de groso modo: cuántos recursos consumimos en un planeta que ya entró en déficit) podremos alivianar la presión de la población sobre la fauna y flora.

A manera de ejemplo, uno muy simple pero ilustrativo, si dejas de consumir chocolates que se han elaborado con cacao proveniente de monocultivos donde antes fuere ecosistemas de animales, desincentivarás el consumo y habrás dado tu contribución.

Suena como que la acción es un grano en la arena. No pierdas fe. No es así, todo cambio por más pequeño que creas que es vale mucho porque somos una creciente población de personas que hemos decidido dejar las palabras y tomar las acciones.

¿Qué puedes hacer?

Aprovecho el espacio de este magnífico blog colega para proponerte leer y cumplir con estos “25 consejos para preservar el medio ambiente”. Verás que aprender cómo cuidar el medio ambiente es fácil y requiere de pocos sacrificios.

Con mucho aprecio…

Un artículo de Natura – Medio Ambiental.com para nuestra página web colega líder en animales: http://www.animalesyanimales.com