RSS
people

El caballo de Przewalski: Una historia de supervivencia

Caballos de Przewalski

Caballos de Przewalski

También conocido como el Takhi, o caballo salvaje de Mongolia, el caballo de Przewalski es la última especie de verdaderos caballos salvajes de la Tierra. Nativo de las estepas de China y Mongolia, la especie una vez prosperó en un territorio que se extendió sobre Asia Central y partes de Europa (de Rusia a Alemania). A pesar de su singularidad, el caballo de Przewalski está en peligro, con sólo 1.500 individuos que permanecen en la actualidad, la mayoría de ellos en cautiverio. Sin embargo, investigadores de todo el mundo hacen todo lo posible para salvar a este hermoso caballo.

Existen muchos caballos corriendo en lo salvaje, incluso hoy en día, todos estamos familiarizados con los mustangs, por ejemplo, pero estos simplemente descienden de animales domesticados. Por el contrario, el caballo de Przewalski, siempre fue un animal salvaje, y así se ha mantenido hasta nuestros días.


Una posible explicación de la incompatibilidad de este caballo salvaje con la vida de un animal domesticado es el hecho de que tiene dos cromosomas más que los caballos con los que estamos más familiarizados. según nos comentan nuestros amigos de animalfiel.es.

Lucha por la supervivencia del caballo de Przewalski. Teniendo en cuenta a lo que este pequeño y robusto caballo se ha enfrentado, es una maravilla que no se haya extinguido. Las razones de su declive, comenzaron en el siglo 19. El caballo de Przewalski tiene una baja tasa de reproducción (la yegua da a luz a una sola cría, después de un periodo de gestación que dura un año), pero lo más importante fue su interacción con los seres humanos y los caballos domesticados. Durante muchos años, los caballos de Przewalski se cruzaron con los caballos domesticados, lo que llevó a la destrucción de su propio patrimonio genético.

Además, los caballos de Przewalski sufrieron la caza excesiva y la pérdida de su hábitat (una vez más, el resultado de la interferencia humana). El resultado de todo esto fue desgarrador. Durante el siglo 20, su número se redujo a unos pocos individuos, y en 1969 el último caballo fue visto en su entorno natural, poco después se declararon extintos en la naturaleza.

Con sólo unos pocos que permanecían en los zoológicos, parecía muy poco probable que este animal pudiera sobrevivir. En 1945, los soldados nazis mataron a los caballos de Przewalski que quedaban en una reserva natural de Ucrania, y por la década de 1950 sólo había 12 de estos caballos en el planeta. Sin embargo, los científicos no se dieron por vencidos, y un programa de cría intensiva, unido a la adaptabilidad de los caballos del Przewalski  le dieron a esta especie una segunda oportunidad.

Hoy,  una preciosa población de 1.500 caballos se desarrolla en diferentes lugares de todo el mundo. Es importante destacar que, a partir de 1992 los caballos de Przewalski se reintrodujeron gradualmente en las estepas de Mongolia. Su rápida readaptación y robustez, junto con una cuidadosa vigilancia de los investigadores, fue la receta de éxito que permitió a esta especie a cruzar la frontera de “extinto en estado silvestre” a “en peligro crítico” y “en peligro”en la actualidad. A pesar de que su reserva genética es muy limitada, y los problemas generados por la pérdida de su territorio es hoy más real que nunca, lo más probable es que los hijos de nuestros hijos, y muchas otras generaciones después de ellos, podrán disfrutar sabiendo que la última especie superviviente de caballo salvaje siga viviendo la libre en las praderas de Asia.

Tags: