RSS
people

Las amenazas a los tiburones amenazan a ecosistemas enteros

tiburon blanco

tiburon blanco

A lo largo de la mayor parte del mundo, los tiburones están en problemas, y el problema es grande. En algunas áreas, con un manejo adecuado, las poblaciones de tiburones se han estabilizado, pero probablemente en niveles muy por debajo de lo que eran hace décadas. En el resto del mundo, la pesca de tiburones sigue siendo una importante amenaza para muchas especies, y estimaciones recientes sugieren que alrededor de 100 millones de tiburones son asesinados, por la pesca, cada año.

Debido a su lento crecimiento (los tiburones pueden tardar una década, o más en alcanzar la madurez) y su baja tasa de reproducción (muchas especies tienen menos de una docena de crías en un año) y el insostenible ritmo de capturas, el declive de los tiburones continuará.


¿Por qué debería importarnos? ¿Qué significará eso para los océanos, e incluso para la pesca comercial? Sabemos por algunos estudios, que cuando se eliminan los grandes depredadores, los ecosistemas enteros pueden ser desestabilizados. Esto puede ser tan malo para los animales como para las personas. Si cosas similares suceden en los océanos, no sólo tendremos que pensar en detener la disminución de tiburones, probablemente necesitaremos encontrar maneras de reconstruir sus números.

Investigaciones sobre los tiburones y sus presas (incluyendo delfines, tortugas marinas y manatíes), así como todo el ecosistema, demuestran que los tiburones son críticos para el ecosistema. Pero no de la manera que podrías pensar. Resulta que el miedo a los tiburones (de los manatíes y las tortugas marinas, que se alimentan de las algas marinas) ayuda a proteger el pasto marino del sobre-pastoreo.

He aquí cómo funciona: A los tiburones tigre les gusta cazar en aguas poco profundas en la bahía, un lugar perfecto donde crecen los pastos marinos. Para evitar convertirse en una merienda de tiburones, las tortugas y manatíes generalmente evitan estas áreas. El pasto marino puede entonces convertirse en un hábitat exuberante, que da refugio a los peces y crustáceos pequeños que crecen en las especies que, luego los humanos consumimos. En las zonas donde los tiburones no habitan, los pastos marinos son fuertemente erosionados y no admiten grandes poblaciones de peces y mariscos. Esto significa que si perdemos los tiburones, es probable que el pasto marino desaparezca en todas partes.

La pérdida de los pastos marinos sería una mala noticia tanto para los peces como los pescadores, incluso para las tortugas y los manatíes. También podría resultar en la pérdida de gran cantidad de dióxido de carbono a la atmósfera. Existe evidencia de que la pérdida de los tiburones está perjudicando ya a los pastos marinos en algunos lugares.

Por suerte, muchos países han comenzado a reconocer que los tiburones pueden atraer a los turistas, y los beneficios económicos derivados del turismo de tiburón pueden superar a los ingresos procedentes de la pesca de tiburones. También ha habido una creciente conciencia de que si no detenemos la pesca de tiburones, van a desaparecer. Esto ha llevado a algunos países a adoptar cuotas de pesca destinadas a mantener los tiburones en los niveles de población sostenibles.

Tags: ,