RSS
people

El calamar de Humboldt, papel en el ecosistema

Ningún hombre, molusco o microbio es una isla, todos vivimos en un mundo poblado por nuestros semejantes. El estudio de las interacciones entre los organismos y su medio ambiente se llama ecología y en la ecología del océano abierto, el calamar Humboldt es una pieza importante.

calamar de humbolt


Estos calamares son cazados durante toda su vida por una amplia variedad de depredadores. Ellos calamares en sí también son depredadores voraces, lo que significa que comen una amplia variedad de presas. Como todos los animales, el calamar Humboldt juega el papel ecológico de anfitrión para numerosos parásitos.

Un calamar Humboldt hembra puede poner millones de huevos, de los cuales sólo unos pocos sobrevivirán hasta la edad adulta. El resto proporcionará un buffet de alta proteína para cualquier tipo de vida marina que puede atraparlos. Sus grandes números crean una fuente importante de alimento para los depredadores más pequeños. Una vez que crecen, los calamares Humboldt son demasiado grandes para ser comidos por los depredadores que les acechaban cuando eran jóvenes, pero aun así existen muchos depredadores de gran tamaño que son capaces de comérselos. A los atunes, tiburones, delfines y especialmente a los cachalotes, les encanta ir tras este calamar. De hecho, los cachalotes del Golfo de California viven casi por completo de esa fuente alimenticia. Por supuesto, las personas también los capturan y comen cientos de miles de toneladas de calamar Humboldt cada año.

Las crías de esta especie tienen un saco vitelino interno que las ayuda a mantenerse durante algunos días, pero deben aprender rápidamente a encontrar su propio alimento. En realidad no sabemos bien de qué se alimentan los calamares más pequeños, pero sospechamos que sea una especie de plancton. A medida que se hacen más grandes y más hábiles para la caza, comienzan a devorar peces, crustáceos y otros calamares.

El calamar Humboldt tiene una boca bastante pequeña en comparación con su tamaño corporal y su esófago pasa por el centro de su cerebro, por lo que sus alimentos deben ser muy pequeños o quebrados en trozos gracias a su pico de loro. Los adultos tienden a comer criaturas con menos de la mitad de su propio tamaño corporal.

Nuestro conocimiento acerca de lo que comen los calamares Humboldt se debe al haberlos presenciado en la naturaleza, pero una gran parte de su depredación sucede muy por debajo de la superficie. Mediante la observación del contenido estomacal de algunos calamares capturados hemos obtenido información adicional. Por ejemplo, algunos han mostrado materias extrañas en su interior, como algas, plumas de aves y papel de aluminio. Los calamares digieren su comida rápidamente, por lo que es poco probable que podamos encontrar un animal reconocible completo, pero se pueden buscar partes duras como huesos y escamas de peces, picos y ojos de calamar o las extremidades de los crustáceos.

Mientras se está buscando en el estómago de un calamar, es posible que veamos algunos gusanos flácidos y blancos, que no son más que tenias, relacionadas con los parásitos del mismo nombre que puedes haber oído acerca de los cerdos o vacas. Sin embargo, no son de la misma especie. En realidad son las tenias de tiburones, las cuales no pueden madurar ni reproducirse hasta que el calamar sea comido por un tiburón. También se pueden observar nematodos o gusanos redondos, agrupados en espirales apretadas en la pared del estómago.

El calamar Humboldt come cosas diferentes dependiendo de dónde viva. En México, su dieta está basada en pequeños peces, a veces llamados pez linterna, que brillan en la oscuridad. También se alimentan de cangrejos nadadores rojos y chipirones. En California, también comen principalmente peces linterna, calamares pequeños y krill, aunque pueden añadir presas más grandes a su dieta, como peces planos, peces roca, merluzas e incluso salmones. Esto preocupa a los pescadores y administradores pesqueros, porque a las personas también les gusta pescar y alimentarse con esos peces.

Debido a que tiene muchas interacciones con otras especies, como depredadores, presas y competidores, el calamar Humboldt suele jugar un papel clave en la cadena de alimentación de la que forma parte. A medida que sus poblaciones cambian de tamaño y se mueven en el océano, están afectando, sin duda, las ecologías locales, pero los impactos exactos son difíciles de predecir. Algunos científicos piensan que estos calamares pueden llegar a ser más abundantes y ocupar un rango mayor, como resultado del cambio climático global, lo que podría afectar las redes alimentarias de muchas maneras. Ecológicamente hablando, incluso los pequeños cambios en cascada pueden provocar afectaciones más allá de lo que podríamos esperar.