RSS
people

Las arañas como catalizadores para el desarrollo del ecosistema

La viuda negra

La viuda negra

Es bien sabido que las arañas son eficaces en la dispersión y colonización, en parte debido a su capacidad de “volar en globo” (pequeñas arañas (por ejemplo, especímenes inmaduros o adultos de las especies que son pequeñas) producen hilos de seda y dejan que el viento las recoja y las lleve a distancias lejanas. Esta pasiva habilidad para dispersarse ha servido arañas y les ha permitido estar entre los primeros animales colonizadores de nuevos hábitats. Por ejemplo, después de la erupción del Monte Santa Helena, el despoblado fue re-colonizado con el tiempo, las arañas representaron el 23% de la lluvia de artrópodos arrastrados por el viento, y contribuyeron 105 individuos por metro cuadrado.

  • Las arañas, realmente, están en todas partes y se pueden encontrar en cualquier lugar (dominan la tundra y flotan por el aire como diminutos aeronautas de ocho patas). Esto me lleva (por fin) hasta el punto de este artículo:
  • Las arañas son uno de los primeros en llegar a un ecosistema, debido a sus increíbles habilidades en la dispersión y colonización.
  • Muchas arañas que acaban de morir dejan sus pequeños cuerpos en descomposición, dejando atrás los nutrientes.
  • Muchas de las especies de arañas construyen telas, y la seda contiene muchos nutrientes. Independientemente de si la seda capta con éxito una presa, con el tiempo, será un punto caliente de nutrientes.
  • Gran cantidad de otros “plancton aéreo” llegarán a estas redes (esto incluye artrópodos como los mosquitos, que son la presa clave para las arañas en el norte). Y estas presas pueden ser o no comidas por las arañas. El plancton aéreo también incluye a otros “restos” que quedarán flotando (esporas de hongos, suciedad, etc.) Todas estas “golosinas”, actúan como un área concentrada para una sopa, cada vez mayor, de nutrientes.
  • Las telas de araña recogen humedad en los sistemas secos, árticos, polares y desiertos, y muchos otros hábitats de nueva creación, la acumulación de la humedad es esencial para el desarrollo continuo de los ecosistemas.

Tomados en conjunto, las arañas y sus telas representan bolsillos llenos de nutrientes en los paisajes que son vacíos de mucha otra vida. Estos puntos de acceso pueden ser catalizadores para el desarrollo del ecosistema en los sistemas que están empezando desde cero. El desarrollo de un ecosistema requiere de nutrientes y sustratos, y por supuesto, estos dos estarían disponibles también sin las arañas, pero nuestros amigos de ocho patas ayudan a que las cosas se muevan mucho más rápido.