RSS
people

Prepararse ante la llegada de una mascota

llegada-mascotaEl reino animal está repleto de especies que siempre han llamado la atención de las personas, de ahí que hoy en día sea de lo más habitual mantener a una mascota en casa. Hasta hace algunos años solo se podían observar perros y gatos, pero hoy en día el espectro se ha ampliado considerablemente y en las tiendas de animales ya se pueden encontrar todo tipo de animales exóticos. Sea cual sea la mascota que se quiera mantener hay que tener en cuenta que requieren unas necesidades muy básicas y claramente diferenciadas. Antes de recibir una mascota hay que preparar el entorno en el que va a vivir para que su llegada sea lo más amena posible. Ante todo hay que tomar ciertas precauciones en el hogar. La mayoría de los animales terminan andando a sus anchas por toda la casa y por ese motivo hay que ocultar todos los objetos que puedan resultar perjudiciales. Es recomendable eliminar el acceso a los espacios estrechos porque en caso contrario los animales podrían quedar atrapados. Muchas mascotas tienen fijación por los cables eléctricos, por lo que hay que ocultarlos para que no puedan alcanzarlos.

En el caso de los mamíferos que tienen una de las inteligencias más avanzada en el mundo animal, es conveniente recibirlos con productos especiales que puedan hacer que se sientan mejor. Por ejemplo, sería conveniente recompensar a un cachorro con golosinas o snacks para que empiece a relacionar ese cambio con algo positivo. También es recomendable ofrecerles juguetes para fomentar la relación con sus nuevos cuidadores. Ante la llegada del animal tiene que estar todo preparado. En el caso de los perros y gatos deben tener a su alcance una cama, todo tipo de juguetes, productos para mejorar su higiene y accesorios como los collares o las correas. Si la nueva mascota es un pájaro, un pez, un reptil o un pequeño mamífero hay que asegurarse de tener un espacio especialmente preparado para que puedan convivir felizmente. Hay que intentar elegir siempre productos de calidad para que los animales se encuentren siempre en perfecto estado.


Una de las cosas más importantes es tener paciencia. Los animales suelen llegar asustados y al principio puede que no quieran tener contacto alguno contigo. No es conveniente presionarlos al principio porque la situación podría volverse en nuestra contra. El proceso de adaptación debe ser lento y paulatino. Poco a poco los animales irán cogiendo confianza con su entorno y con sus nuevos propietarios, mostrándose cada vez más activos y con mejor comportamiento. En el caso de los mamíferos es entonces cuando debe empezar su educación. La esencia del asunto es tener claro que los animales no deben adquirirse por una condición casual, ya que requieren muchos cuidados y solo deben permanecer junto a personas que tengan un gran sentido de la responsabilidad.